martes, 22 de enero de 2013

+MAHA AL FIN LIBRE


 RESPIRO DE LIBERTAD



15 DE ENERO DE 2013

   El respiro de ser excarcelado solo es tangible y palpable para todo aquel que ha estado tras las rejas de una cárcel.

   La sensación que se percibe al salir de una institución carcelaria no es consonó con la realidad  que se experimenta al llegar a tu hogar.

  Ese abrir y cerrar de puertas y el silencio sepulcral al filo de la media noche es uno inexplicable he indescriptible.

  Al filo de la madrugada 4.30 a.m. comienza el día en un penal de Puerto Rico esa es la hora en la cual los carceleros de turno despiertan a todo aquel interno que tenga que acudir a una vista en algún Tribunal del país.

  Te tiene que poner de pie y salir de tu celda a tomar un baño y acicalar tu cuerpo. Tiene que pararte frente al portón para que el oficial de custodia te permita acudir al comedor a tomar tu único desayuno caliente y de primera mano.

  Luego de este proceso los guardias encargados de Ruta y Destino te engrilletan de manos y pies no importando tu edad, color, credo, delito, afiliación política, creencias religiosas, educación, posición social, altura, condición clínica en fin los gurdias no discriminan al momento de pensar en su seguridad personal.

  Tomemos como ejemplo el caso de Arecibo donde fallecieron los confinados ahogados en el vehículo oficial ante la insensibilidad de un sistema correccional deprimente y atrasado.

  Esta insensibilidad en pos de la seguridad nos cuesta dinero al pueblo que clama Justicia. 

  Actualmente en el Tribunal Superior de Guayama bajo el numero GPE-2011-0042,   se lleva un pleito de clase similar o igual al caso Morales Feliciano donde 32 confinados reclaman violaciones a sus derechos civiles en una cantidad montante a $3,800.000.00, todo por la negligencia de una agencia punitiva he insensible como lo es la Administración de Corrección de Puerto Rico.

  El caso que nos ocupa tomara tiempo en ser resuelto al igual que las marcas en el sentir del corazón de una madre no podrá ser superada con facilidad. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos podemos ser Maha.